Hoy en Tecnocasa Responde resolvemos las dudas de un inquilino de un piso de alquiler que, tras expresar su desacuerdo con una subida de la renta no contemplada en el contrato de alquiler, está viendo como el banco le devuelve los pagos cada mes. ¿Puede el propietario desahuciarlo por falta de pago? ¿puede el propietario echar del piso de alquiler al inquilino?

 


Hace algún tiempo el propietario de mi piso de alquiler me comunicó que iba a incrementar la renta que pago al mes. A mi me pareció una subida totalmente injustificada y le comuniqué que no iba a pagarla. Desde ese momento estoy intentando cada mes pagar el alquiler acordado en el contrato de arrendamiento pero el banco me devuelve los pagos. Me da miedo que el propietario me desahucie por falta de pago, ¿Creéis que me pueden echar del piso de alquiler? ¿qué puedo hacer?

En primer lugar, antes de preocuparte por si el propietario te quiere echar del piso, asegúrate de que no sea un problema con el banco. Entre otras posibles causas, puede que el arrendador haya dado orden al banco de devolver el importe o puede que simplemente se haya cancelado la cuenta y no te haya comunicado el nuevo número.

Por ello, y para no trabajar sobre conjeturas, el inquilino deberá intentar satisfacer la obligación de pago. Un método eficaz es el giro postal, que se puede enviar desde cualquier oficina de correos. Si optas por esta solución, deberás conservar el aviso de recibo del giro para tener constancia del mismo. Si finalmente el arrendador no acude a cobrar el giro, no habrá duda de que no quiere recibir el pago.

En este caso, si el propietario no acepta el giro postal, el inquilino tiene que comunicarle de manera fehaciente, que o bien se efectuará una consignación notarial de los importes, (lo que implica el pago de los honorarios al Fedatario Público), o que se realizará una consignación judicial.

Esta segunda opción se regula en el Código Civil, que en su artículo 1176.1 señala que “si el acreedor a quien se hiciera el ofrecimiento de pago se negara sin razón a admitirlo, (…) el deudor quedará libre de responsabilidad mediante la consignación de la cosa debida”.

En este caso, tendrás que ir a la oficina de consignaciones de rentas del juzgado y presentar judicialmente un escrito de demanda de consignaciones, adjuntando el comprobante del giro postal. Allí mismo te entregarán un resguardo del ingreso efectuado. Tras admitirse tu solicitud, éste se trasladará al arrendador, al que se requerirá para que acepte el pago. Si se opusiese, el Juez dará por hecha la consignación.

¿Tienes otras dudas? Visita nuestra sección Tecnocasa Responde o ponte en contacto con tu agencia inmobiliaria Tecnocasa más cercana. ¡Estaremos encantados de ayudarte!