Si hablamos de casas increíbles del mundo, es necesario hacer una parada en Hertzeliya, la ciudad en la costa de Israel en la que está ubicada una vivienda llamada J House, cuya particularidad es que es una casa que se origina a partir de su entorno.

La J House es un proyecto de arquitectura del estudio israelí Pitsou Kedem Architects, que además de la J House ha proyectado otras casas increíbles en Israel y en otros países. El proyecto nace por encargo de una familia a Pitsou Kedem Architects y se construyó entre los años 2011 y 2015. El conjunto total de la casa tiene una superficie de 1.123 metros cuadrados, de los cuales 800 metros cuadrados pertenecen a la vivienda.

casa increíble en israel
Vía pitsou.com

Según explican en la página web del estudio de arquitectura el diseño de la J House proviene del estudio de la zona donde está construida, de sus alrededores, de ahí que la particularidad de esta casa increíble sea que se origina a partir de su entorno.

Si miramos la entrada de la vivienda desde la calle, podemos observar un camino de piedra, una acera, asfalto y una pared exterior, que forman una composición completa. Entonces, el diseño crea una cierta tensión provocada por una pendiente que se nos lleva hacia abajo desde la calle y que de repente se ve cortada por la visión del techo, altísimo, blanco y ligero.

j house casa increíble
Vía pitsou.com

Ese contraste entre la tierra descendente y el techo ascendente ya nos hace tener una idea de lo que vamos a encontrar en el interior de la vivienda. Pero si seguimos observando la fachada, una celosía hecha con hierro blanco deja espacios huecos para que la luz pase desde el techo en diagonal, de manera que las sombras parecen nadar en medio de los reflejos de luz.

Acercándonos un poco más a la casa también descubrimos una escalera de blanca de hierro, prismática y multidimensional, que combina perfectamente con la atmósfera general de la casa. La escalera expone a los habitantes a la luz y al aire que parece flotar sobre la casa.

j house de noche
Vía pitsou.com

Una vez dentro de la casa, lo que más llama la atención es que parece que el ritmo de todo lo que pasa en ella está marcado por la luz del sol y por las sombras que proyecta en cada momento del día. Según explican los arquitectos, lo que pasa dentro de la casa es como una coreografía, y el visitante se convierte en un espectador de la misma.

Los arquitectos cuentan que tuvieron total libertad a la hora de diseñar esta casa familiar, y esto se observa en la complejidad de la distribución de la vivienda, que está dividida en distintos niveles, que conectan entre ellos.

La vivienda tiene dos pisos de habitaciones privadas conectadas por esos niveles comunes. El nivel más alto es el menos privado de la casa y muestra un jardín descendente que embellece las sombras, una panorámica de la piscina y el salón exterior.

Interior de la j house
Vía pitsou.com

Todos estos aspectos, integrados en el diseño, se reproducen a través de los distintos niveles de la vivienda y dotan de movimiento a toda la casa: la entrada con la zona de descanso, las piscinas reflectantes, el patio, el puente de entrada…

Ante todo esto, el visitante tiene que comprender e interpretar la transformación del espacio de manera personal. Cada momento es único según dónde y cómo refleja la luz del sol.

exterior de la j house
Vía pitsou.com

Si te ha gustado este artículo y te has quedado con ganas de descubrir más casas increíbles como esta, puedes visitar nuestra sección Curiosidades, donde encontrarás viviendas sorprendentes y mucho más.