Si estás pensando en reformar tu casa y le quieres dar un toque único, moderno y elegante, quizás te interese instalar grifería negra. Este tipo de grifería es tendencia este año, así que te vamos a explicar cómo puedes integrarla en la decoración de tu hogar.

La grifería negra está de moda ¿te animas?

Partimos de la base de que el color negro queda genial con todo y que en decoración de interiores los detalles importan, ¿verdad?

Teniendo en cuenta estas dos premisas, en este post queremos aportarte ideas para que descartes de una vez por todas la grifería cromada. A partir de ahora, apuesta por una nueva tendencia que se consolida en las revistas de interiorismo: la grifería negra.

Grifería clásica, moderna, minimalista, de pie o encastrada. El estilo que escojas ya depende de tus gustos y posibilidades

Lo que sí tenemos claro es que un grifo negro, ya sea mate o brillante, subirá el nivel de tu cocina o baño, pues aportará a ambas estancias un aire nuevo, con estilo y sobriedad.

Grifos negros en la cocina ¿quedarán bien?

Si estás pensando en renovar tu cocina o, simplemente, darle un lavado de cara, piensa en la opción de jugar con el blanco y el negro. 

Puedes usar el blanco, u otros tonos neutros como colores grises suaves, para los muebles, y el negro para los tiradores, las lámparas, los electrodomésticos y, como no, la grifería. 

Si escoges el negro mate para esta última opción, verás que te quedará una cocina sofisticada y moderna. Además, si le añades toques de madera natural en estantes y complementos, tu cocina seguirá las tendencias decorativas más actuales.  

Un aire sofisticado en el cuarto de baño

El uso de grifería negra en el baño no tiene por qué limitarse a la zona del lavamanos.

Lo puedes aplicar también en los grifos y en la alcachofa de la ducha, en el perfil de la mampara, en el toallero, en el marco del espejo y en todos los detalles del baño (dispensador de jabón, vaso para los cepillos de dientes…).

Si quieres darle todavía más contraste, apuesta por el blanco en el resto de la estancia. Si además eres una persona atrevida, juega con la combinación con colores llamativos en los complementos (toallas, alfombra de baño…).

Incluso puedes poner un papel pintado osado en una de las paredes. Verás el cambio y la luminosidad de la nueva composición.

El negro, como ya hemos dicho, va bien con todo. Con azulejos de metro o similares, los grifos negros refuerzan su carácter industrial, en baños de acabado microcemento, potencia el efecto rústico.

En los cuartos de baño de mármol, combina a la perfección con la veta convirtiéndose en un elemento decorativo clave y llamativo. 

Si te preocupa el presupuesto, no descartes esta opción, ya que te aliviará saber que su precio no es para nada más elevado que una grifería cromada tradicional.

Finalmente, si te ha gustado este artículo y quieres ir incluso un paso más allá en decoración, también te aconsejamos que empieces a introducir plantas naturales en tu baño. 

Verás que, con estas dos opciones, la belleza de la estancia gana mucho, y las visitas se sorprenderán.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Y RECIBE ESTOS POST EN TU MAIL