El precio de la vivienda en España ha subido un 12,58% en el segundo semestre de 2018, pero ya empieza a mostrar signos de cansancio en algunas ciudades como Barcelona.

En la capital catalana el precio de la vivienda sólo ha crecido un 5,09% en el último año respecto al mismo periodo del año anterior. Las poblaciones que han crecido menos son, además de Barcelona, Guadalajara (4,61%), Alicante (5,48%) y Sevilla (6,62%).

Por el lado contrario, las ciudades de Madrid (16,62%) y Valencia (17,46%) presentan en el último semestre las subidas más significativas del precio de la vivienda en España.

Estos datos se desprenden del XXVIII Informe sobre el mercado de la vivienda, estudio elaborado semestralmente por el Grupo Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

La vivienda en España cuesta 2.254 euros por metro cuadrado

Si analizamos el precio por metro cuadrado, en ese periodo la media nacional ha sido de 2.254 euros. Barcelona sigue siendo, al igual que informes anteriores, la población con el metro cuadrado más alto, 3.096 euros. Le sigue Madrid, con un precio de 2.610 euros el metro cuadrado.

A nivel nacional, el precio nominal se ha reducido un 35,4% desde precios máximos, (que se registraron a finales de 2006 – principios de 2007), cuando el metro cuadro llegó a superar los 3.500 euros. Con estos datos, los precios actuales se sitúan a niveles de 2004.

El informe se realiza con datos reales de las operaciones intermediadas por el Grupo Tecnocasa, en concreto con las compraventas intermediadas por Tecnocasa y los préstamos intermediados por Kìron, la empresa de intermediación en servicios financieros del Grupo Tecnocasa.

Así, el estudio, que se realiza de manera ininterrumpida desde el año 2004, analiza todo el proceso de compraventa, desde que la vivienda sale al mercado hasta que es vendida.

El sector comienza a agotarse

A pesar del aumento del precio de la vivienda, Lázaro Cubero, director del Departamento de Análisis e Informes (DAI) del Grupo Tecnocasa, ha destacado “un cierto agotamiento en el sector”.

Un agotamiento que se muestra claramente en la ciudad de Barcelona. Esta población, informe tras informe, ha encabezado la subida del precio de la vivienda.

Según explica el catedrático de Economía de la UPF y coordinador del informe, José García Montalvo, “las cosas están cambiando”. “Madrid y Barcelona están dejando de ser líderes a la hora de tomar el pulso al sector para dar paso a otras poblaciones”, asegura.

Por su parte, Cubero también ha destacado que nos encontramosen un momento de precios todavía atractivos (a niveles de 2004) y tipos de interés bajos”.

El precio de los pisos puede estar sobrevalorado

No obstante, añade que “es importante filtrar bien y seleccionar aquellas viviendas que se encuentran a precio real de mercado’’ ya que, a menudo, el precio de oferta no está en consonancia con la realidad de la zona.

Por ejemplo, en la ciudad de Madrid, los inmuebles ofertados por particulares están sobrevalorados un 17% por encima del precio de salida al mercado recomendado por un profesional del sector.

Otro dato que avala cierto agotamiento del sector se refleja en la inversión. El número de inversores, aquellas personas que compran una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler, ha seguido siendo alto en 2018, con un 28,3% de las compraventas realizadas.

En cambio, la ciudad de Barcelona ya muestra una cierta disminución de este tipo de compradores, pasando de un 35,3% a un 28,8% en dos años.