¿Necesito una licencia de obras? Puede que, si vas a hacer reformas en casa, te hayas planteado ya esta pregunta. En este post trataremos de explicarte qué tipo de licencia tienes que solicitar según el tipo de obras que hagas.

La realización de obras de conservación, mejora o acondicionamiento de una vivienda o un local comercial, y el despliegue de determinadas actividades, está sometida a un régimen legal de comunicaciones o licencias.

Para saber qué tipo de licencia de obras tienes que pedir cuando hagas reformas, en primer lugar tienes que saber si las obras que vas a realizar en tu vivienda son mayores o menores.

Licencia de obras menores

Existen dos tipos de obra: Mayor y menor. Las menores consisten normalmente en pequeñas obras de decoración, ornato, reparación o cerramiento de un piso, casa u otro tipo de inmueble.

Para llevar a cabo este tipo de obras menores no necesitas disponer de un proyecto firmado por un profesional colegiado ni un presupuesto elevado.

Para ejecutar estas obras menores, debes solicitar la licencia de obra menor en el ayuntamiento que te corresponda y debes pagar las tasas que estén fijadas.

Además, tendrás que presentar un pequeño croquis y un presupuesto de la obra que quieres realizar.

Procedimiento de actuaciones comunicadas

En muchos casos, estas obras están sujetas al procedimiento de actuaciones comunicadas. Con este procedimiento se limitan los trámites burocráticos para evitar demoras y complicaciones, evitando comprobaciones y controles innecesarios.

Con este procedimiento, solo es necesario, además de abonar las tasas preceptivas, poner las obras en conocimiento de la administración municipal.

El ayuntamiento puede realizar un examen documental previo y un posible control posterior que determine la adaptación de los trabajos a la normativa vigente.

Suelen estar sujetas al procedimiento de actuaciones comunicadas obras menores de este tipo: reparación o mejora de instalaciones eléctricas, sustitución de sanitarios, fontanería, desconchados, enlucidos, carpintería interior, etcétera.

Solicitud de licencia de obras mayores

La diferencia entre obras menores y mayores a la hora de conseguir una licencia de obras es que para estas últimas es necesario tener un proyecto técnico.

Para pedir una licencia de obras mayores se requiere la aportación y aprobación de un proyecto técnico redactado por un profesional colegiado. Ese profesional debe calificar acordes en el proyecto las obras solicitadas con la ordenación urbanística.

Con el proyecto visado (es decir, examinado y con el visto bueno) y el documento que certifica que un técnico se hace responsable de la ejecución de la obra, ya puedes solicitar la licencia de obras mayores.

Las obras mayores constituyen trabajos de importante entidad y complejidad técnica con incidencia en los elementos estructurales del inmueble.

permiso de obras ayuntamiento

Se consideran obras mayores, por ejemplo: la instalación de marquesinas y porches, la modificación de balcones, repisas o elementos salientes, la reparación de elementos estructurales del inmueble, etcétera.

Para determinar qué tipo de obras vas a realizar en tu piso o casa tendrás que acudir a las ordenanzas municipales sobre uso y edificación. Puede que incluso tengas que acudir al Plan General de Ordenación Urbana de tu municipio.

Licencia de actividad

Las edificaciones en las que se encuentren establecimientos mercantiles o industriales o en las que se desarrollen actividades que pueden resultar molestas, peligrosas, insalubres o nocivas, requieren obtener la correspondiente licencia de actividad.

Con ella, la administración pública somete a su control si la actividad en cuestión es adecuada y está conforme a la normativa y al planeamiento urbanístico.