Tener un huerto urbano en el que cultivar y recolectar tus propios tomates, pimientos, berenjenas o zanahorias es el sueño de muchas personas.

Vivir en la ciudad no es un impedimento para tener un huerto urbano propio, con el que disfrutar del tiempo libre, sentirse más cerca de la naturaleza y saborear la propia cosecha. 

Cómo tener tu propio huerto urbano en casa

Como su nombre indica, un huerto urbano se localiza en la ciudad y suele localizarse en terrazas, balcones y patios.

Su popularidad se ha extendido en los últimos años debido a la necesidad de muchas personas de tener un elemento que les una a la naturaleza y les sirva como vía de escape frente al estrés y las preocupaciones del día a día en la gran ciudad.

Actualmente, se pueden comprar huertos ya estructurados. Solo es necesario montarlos y empezar a cultivar. Pero si lo prefieres, puedes crear tu huerto urbano desde cero, únicamente necesitas un poco de imaginación.

Lo primero que tienes que buscar son recipientes donde cultivar las hortalizas: puedes reutilizar envases de comida o cajas de plástico.

reutilizar envases

Debes asegurarte de que tienen un buen drenaje, que permita la salida del exceso de agua. También deberías prestar atención al tipo de tierra que vas a utilizar en tu huerto urbano y a los sistemas de riego.

Para ello, es bueno acudir a un experto que te aconseje sobre el mejor sustrato. Tampoco puedes olvidar el riego, que, según las dimensiones, puede ser desde una simple regadera hasta un sistema más elaborado.

A modo orientativo, en 45 metros cuadrados de huerto se pude cultivar lo necesario para abastecer durante toda una temporada a una familia de 5 miembros.

Hay cultivos de verano y cultivos de invierno, cultivos que requieren más y menos cuidados. Lo mejor al iniciarse en la materia es optar por cultivos que necesitan menos cuidados: acelgas, lechugas, rábanos, ajos y cebollas.

plantar un huerto urbano en casa

Involucra a los niños en la creación de tu huerto urbano en casa

Además del propio autoabastecimiento y de las ventajas y beneficios que ya hemos comentado, tener un huerto urbano en casa en una familia con niños ayuda a compartir con ellos una actividad lúdica, a transmitirles el amor y el respeto por la naturaleza y a estimular su responsabilidad, creatividad y constancia.

Los niños aprenden también a conocer el ciclo de vida de los vegetales, a saber qué plantar según la temporada y a introducirse en el sabor de nuevos alimentos.

plantar un huerto urbano con niños

Si nunca te lo habías planteado antes o si hace ya tiempo que lo tenías en mente, no lo dudes, con un poco de dedicación, voluntad y amor por la naturaleza, tener un huerto urbano en casa puede ser una realidad.

Y lo más importante, entra en nuestra web y encuentra un piso con terraza en el que poder tener un huerto urbano y disfrutar de un espacio que convertirá tu hogar en un lugar único.