Para poder vender piso con hipoteca tienes varias opciones. La más común consiste en cancelar la hipoteca por venta de vivienda el día de la compraventa. Con esta opción saldas tu deuda con el banco para vender tu piso libre de cargas.

Si el precio del inmueble en el momento de venderlo supera la deuda que tienes pendiente con el banco, entonces no tendrás problema para vender piso con hipoteca.

Para hacerlo, lo primero que vas a necesitar es un certificado de saldo de tu la entidad bancaria, que tendrás que presentar ante el notario el día de la transacción.

La entidad bancaria con la que tienes contratada la hipoteca tiene que emitir ese certificado de saldo, en el que deben figurar los intereses vencidos no pagados.

vender piso hipotecado

El día de la compraventa de tu piso, una parte del dinero que recibas irá destinada a la cancelación. El comprador puede liquidar la deuda mediante cheque ante notario o mediante una Orden de Movimiento de Fondos a través del Banco de España.

Una vez hecho todo esto, solo quedaría un último paso: la cancelación registral de la hipoteca. Este paso no es obligatorio, el propietario del inmueble que ha pagado la deuda puede elegir cancelarla o no, pero es conveniente hacerlo.

Vender piso con hipoteca: Subrogación

Otra opción que tienes a la hora de vender piso con hipoteca, es la subrogación. Este trámite consiste en cambiar el titular de la hipoteca para que el vendedor se la transmita  al comprador.

vender piso con hipoteca subrogación

En este caso el banco tendrá la última palabra para decidir si admite o no al nuevo deudor realizando un estudio de riesgos (de la misma manera en que lo haría con cualquier cliente nuevo). De esta manera te ahorras el pago de impuestos, pero tienes que afrontar otros gastos de gestión del banco.

Qué es la hipoteca puente

La tercera opción es la hipoteca puente. Este tipo de hipoteca se utiliza cuando se quiere comprar una casa nueva sin haber vendido todavía la actual. En este caso el banco presta el dinero necesario para comprar la casa nueva y absorbe la hipoteca de la vivienda actual.

De esa manera, solo haces frente a una única cuota mensual mientras se vende la vivienda. Con esta opción tienes la posibilidad de contar con un plazo de entre 2 y 5 años, según condiciones, para poder vender tranquilamente el inmueble.

vender piso con hipoteca y comprar otro

Una vez éste se ha vendido, se cancela la hipoteca o parte de la hipoteca quedando una cuota normalizada. Y si transcurrido el plazo marcado no se ha vendido la vivienda, se comienzan a pagar las dos hipotecas en una única cuota.

Si estás pensando en vender piso con hipoteca, contacta con nosotros y uno de nuestros agentes te guiará en todo el proceso.