Si has pedido un crédito para comprar una casa seguramente estarás pensando en los gastos de formalización de la hipoteca que tendrás que afrontar ahora. En este post te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de estos gastos.

¿Has pensado en los gastos de formalización de la hipoteca? Cuando se firma un préstamo hipotecario, hay algunos gastos habituales en del proceso de contratación. Estos son los gastos de notaría, de inscripción en el Registro de la Propiedad, de gestoría, de tasación del inmueble, los seguros y los diferentes impuestos que puedan afectar a la vivienda sobre la que se pide la hipoteca.

Gastos de formalización de la hipoteca: ¿Cuáles son?

Dentro de los gastos habituales en el proceso de contratación de un préstamos hipotecario están los llamados gastos de formalización de la hipoteca. Tradicionalmente estos gastos los paga de forma íntegra la persona que pide la financiación.

Estos gastos son los de inscripción en el Registro de la Propiedad, los de notaría, los de tasación de la vivienda y los de gestoría.

quien paga los gastos de formalizacion de hipoteca

La tasación de la vivienda es un gasto preparatorio del préstamo hipotecario. Es decir,  un paso previo que tiene como objetivo conocer el valor real del inmueble antes de proceder a la firma de la hipoteca. La persona que a va a contratar la hipoteca tiene derecho a aportar la tasación del inmueble siempre que sea certificada por un tasador homologado.

También se consideran gastos de formalización de la hipoteca los de gestoría. En este caso, el banco propone al cliente la gestoría que puede realizar los trámites y debe aportar el coste de los servicios pactados. El cliente puede aceptar esa propuesta o aportar cualquier otra empresa dedicada a la gestión de escrituras.

Por último, entre los gastos preparatorios se encuentran también los de registro. Por una parte, están los gastos derivados de la comprobación registral del inmueble. Esta comprobación sirve para verificar que no existen cargas pendientes sobre la vivienda.

Por otro lado, están también los gastos de inscripción de la escritura pública de préstamo en el Registro de la Propiedad. Estos gastos dependen del precio de la vivienda y del importe de la hipoteca.

Gastos accesorios en el proceso de compraventa

Entre los catalogados como gastos accesorios encontramos en primer lugar los gastos de seguros. Al contratar un préstamo hipotecario, es habitual que los bancos ofrezcan al cliente la contratación de seguros, pero la entidad no puede obligar al usuario a contratar estos seguros no solicitados.

cuanto son los gastos de formalizacion de hipoteca

Y si se ofrecen para mejorar las condiciones de la hipoteca, el beneficio que suponen debe constar en la información que proporciona el banco a su cliente. En la nueva Ley Hipotecaria, que todavía se está tramitando, este punto es uno de los más importantes y controvertidos.

Otro gasto es que el derivado de la intervención de una notaría en el proceso de contratación del préstamo hipotecario. Para que una hipoteca quede constituida es necesario que se inscriba en el registro de la Propiedad. Y para esto es necesario la intervención de un notario, de manera que la hipoteca quede formalizada en documento público.

El usuario tiene derecho a escoger la notaría, y tiene derecho también a que la notaría le aconseje con imparcialidad y le informe de manera gratuita y comprensible sobre la suscripción de préstamos hipotecarios.

Además, si en la operación de compraventa el comprador ha contado con los servicios de intermediación de una inmobiliaria u otra entidad, tendrá que pagar una determinada comisión por el trabajo realizado.

Otros gastos: Los impuestos

Durante el proceso de compra de una casa también hay que pagar ciertos impuestos: El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA); el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (ITP); el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD); el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (conocido como plusvalía) y el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Gastos de formalización de la hipoteca, ¿cuáles de pueden reclamar?

¿Qué gastos de formalización de la hipoteca se pueden reclamar?

En el año 2015, el Tribunal Supremo declaró nulas por abusivas las cláusulas incluidas en los contratos de algunas entidades bancarias. Estas cláusulas obligaban a sus clientes a pagar la totalidad de los importes correspondientes a gastos de formalización de la hipoteca.

Estos gastos son los de inscripción en el Registro de la Propiedad, los de notaría, los de tasación de la vivienda y los de gestoría (si la impone la entidad financiera). En algunas ocasiones también son reclamables los gastos derivados de la contratación de seguros, si el usuario no los ha solicitado.

Para hacer una reclamación de este tipo es recomendable contactar con un profesional experto en la materia para recibir asesoramiento.

Y si vas a comprar una casa y vas a necesitar un préstamos hipotecario, solicita ya un asesoramiento gratuito con Kìron, la red de intermediación financiera del Grupo Tecnocasa que te ayuda a encontrar la hipoteca.