Los japoneses tienen un ritual de limpieza que hacen cada 28 de diciembre. Sí, ya sabemos que para esa fecha quedan todavía unos meses, pero dado que el ritual sirve para pasar página y empezar con buen pie, nos parece una forma perfecta de afrontar el fin de confinamiento y la llegada de la nueva normalidad.

Comienza esta nueva etapa con buen pie con la tradición milenaria del oosouji.

Pero, ¿qué es exactamente el oosouji? Esa palabra significa literalmente en japonés ‘gran limpieza’. Su significado ya nos dice mucho de lo que es esta disciplina milenaria. Pero el sentido de la palabra va más allá de la limpieza del hogar, también pasa por ‘hacer limpieza’ a nivel personal.

Y es que esa tradición en Japón se lleva a cabo a final de año (normalmente el 28 de diciembre) para dejar atrás todo aquello que nos sobra, hacer limpieza a fondo y empezar el año de la mejor manera posible.

Como decíamos al principio, después de este periodo de confinamiento y de pasar dos meses en casa, el inicio de esta nueva etapa de desescalada que llevará a la nueva normalidad es casi como empezar un nuevo año. 

que es el oosouji

Por eso pensamos que es un buen momento para practicar el oosouji. Un buen momento para hacer una limpieza sanadora (en todos los sentidos), pasar página y entrar en esta nueva normalidad con buen pie.

Ok, me apunto al oosouji ¿por dónde empiezo?

Si ya te hemos convencido para poner en práctica este método japonés antes de que acabe el confinamiento, lo primero que tienes que hacer es escoger un día y reservarlo entero para el oosouji. Necesitarás varias horas para limpiar a fondo toda la casa.

También necesitarás ‘mano de obra’, así que si vives en familia, puedes implicarlos a todos en esta gran limpieza. Aprovecha que ahora estamos casi todo el tiempo en casa. Puede que en el futuro no tengas una oportunidad así para hacer una limpieza a fondo.

Antes de que llegue el día del oosouji, planifícate bien cómo lo vas a hacer y lo que vas a necesitar. Piensa si te van a hacer falta cosas como productos de limpieza, bolsas de basura, cajas de almacenaje… 

ventilar la casa

También antes de ese día, ventila muy bien toda la casa durante suficiente tiempo para purificar el aire. Aprovecha que ahora hace buen tiempo y puedes tener las ventanas abiertas sin pasar demasiado frío.

Limpieza a fondo de arriba a abajo 

Antes de empezar a limpiar, piensa un momento en el orden en el que lo vas a hacer. El método del oosouji recomienda limpiar de arriba a abajo toda, toda la casa. Eso quiere decir del techo al suelo.

Normalmente no nos paramos a limpiar los techos de nuestra casa, y son un lugar donde se acumula mucho el polvo y la humedad. Así que, coge una buena escalera y súbete a ella porque esta vez no vamos a dejar ningún rincón sin limpiar.

Comienza por los techos y ve bajando. Sigue por las paredes, los muebles y acaba con el suelo. Si lo piensas un momento, es la forma más lógica de limpiar, puesto que la suciedad y el polvo se asientan con la gravedad.

Cada habitación en el sentido de las agujas del reloj

Si vas a poner en práctica el oosouji, es muy importante que acabes lo que has empezado. No te puedes quedar a medias, por lo que es muy importante que escojas cada vez una habitación y no pases a la siguiente estancia hasta que no hayas acabado con ella.

limpieza a fondo

Para no dejarte nada en cada habitación, puedes limpiarla en el sentido de las agujas del reloj, empezando y acabando en el mismo punto. Es la manera más eficaz de asegurarse que no te dejas nada.

Aprovecha para deshacerte de lo que no necesitas

Como ya te estarás imaginando, un método de limpieza japonés tiene que incluir en algún momento el proceso de desprenderse de todo aquello que no necesitamos. El oosouji va de empezar de nuevo, de dejar lo malo atrás, sin ataduras ni cargas, así que este punto es muy importante.

Sí, eso quiere decir que dentro del oosouji tendrás que hacer también un pequeño ‘mariekondo’. De hecho, nuestra recomendación es que lo hagas antes, de manera que el día de la ‘gran limpieza’ te puedas centrar en otras cosas.

limpiar la casa a fondo

En nuestro blog tienes varios post, además del que habla sobre el método Kondo, relacionados con la organización del hogar: el método FIFO, el método Kaizen… Échales un vistazo antes de empezar con este otro ritual.

Y por último, desconecta

Un último consejo antes de ponerte con el oosouji: Desconecta. Como te hemos explicado al principio, esto es mucho más que una limpieza de la asa, es todo un ritual que marca el fin de una etapa y el principio de otra.

Y por eso hay que darle la importancia que se merece. Avisa de que ese día lo tienes totalmente reservado y apaga el móvil. Aprovecha esa desconexión para conectar contigo mismo y hacer también limpieza mental.

¿Estás preparado?

Si quieres recibir contenido como este en tu correo electrónico, suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada.

SUSCRÍBETE YA