Que si el gimnasio es muy caro, que si no tengo tiempo… lo sentimos, pero ya no hay excusa. En este post te explicamos como hacer gimnasia en casa aprovechando las oportunidades que te ofrece tu hogar.

¿Qué necesito para hacer gimnasia en casa?

Si quieres montar un gimnasio en casa tienes dos opciones. La primera consiste en comprar diferentes máquinas y otros accesorios para crear un auténtico gimnasio en tu hogar. La segunda, mucho más económica e imaginativa, es aprovechar las cosas que tienes en casa para hacer tus ejercicios.

Piensa que antes tener un gimnasio en casa era un privilegio reservado a muy pocas personas que se lo podían permitir. Pero ahora las cosas han cambiado. El mundo del deporte se ha democratizado gracias a las grandes cadenas de tiendas deportivas.

Haciendo gimnasia en casa te ahorras el dinero de las cuotas que pagarías si estuvieras apuntado a un gimnasio convencional. También te ahorras el tiempo de desplazamiento y además puedes adaptar el entrenamiento a tus gustos y a tus necesidades.

Antes de empezar: Cosas a tener en cuenta

Asegúrate de que el espacio de tu hogar que has elegido para hacer gimnasia en casa tiene una buena ventilación. Este punto es muy importante para que puedas rendir perfectamente.

También deberías escoger un lugar que sea seguro. Es importante que esté lo suficientemente despejado para que no te tropieces con nada y no te hagas daño. Por último, retira las cosas que se puedan ensuciar, como alfombras u otros textiles.

Gimnasia en casa sin máquinas

Si escoges la opción de no comprar máquinas y usar tu imaginación, verás como hay un montón de cosas que puedes hacer en casa para mantenerte en forma.

Por ejemplo, hay muchos ejercicios que puedes hacer usando sólo tu propio peso: flexiones, abdominales, sentadillas…

Además, hay accesorios que puedes comprar por poco dinero y que también te ocuparán poco en casa y con los que puedes hacer un montón de ejercicios en tu gimnasio particular: gomas elásticas, pesas, una comba, una fitball.

Mira estas ideas que hemos encontrado en I Heart Organizing y en Ikea para almacenar todos estos accesorios y que no te molesten en casa. Lo tendrás todo bien organizado y a mano para cuando quieras ponerte a hacer ejercicio.

montar un gimnasio en casa
Vía I Heart Organizing
organizar el gimnasio en casa
Vía Ikea

Gimnasia en casa con un poco de imaginación

Hacer ejercicio con accesorios deportivos o usando tu propio peso está bien, pero, ¿y si le echas un poco más de imaginación? Puede que no tengas espacio en casa ni siquiera para almacenar accesorios.

No te preocupes, piensa un momento en todas las cosas que tienes a mano en tu hogar y que te pueden servir para hacer gimnasia en casa, la cantidad de ideas que surgirán te va a sorprender.

Por ejemplo, para aumentar la resistencia en los ejercicios en los que usamos nuestro propio peso, podemos hacerlos cargando con una mochila llena.

También podemos sustituir las pesas tradicionales por cosas del día a día como botellas rellenas de agua o de arena, libros o paquetes de harina, arroz, pasta o legumbres. En lugar de cintas elásticas, también puedes usar toallas viejas o un fular.

gimnasia en casa cómoda y sencilla

Aprovechar las sillas u otros muebles como soporte para hacer ejercicios de tonificación de piernas. Un escalón se puede convertir en un step para hacer ejercicios aeróbicos o también como soporte para hacer flexiones.

Ahora ya no tienes excusas para hacer ejercicio. Lo único que necesitas es un poco de fuerza de voluntad y seguir una rutina a la hora de hacer gimnasia en casa. Empieza ya mismo la operación biquini con nuestros consejos.

Si te ha gustado este artículo y quieres leer otros parecidos con ideas sobre tu hogar, visita ya nuestra sección Consejos.