Los muebles de mimbre han vuelto con mucha fuerza y son una de las tendencias de decoración del hogar de este año 2021. Si tienes la suerte de tener piezas de mimbre antiguas en casa, te explicamos cómo renovarlas y darles una segunda vida. 

Muebles de mimbre antiguos: Renovarlos y dejarlos como nuevos

El mimbre entró en nuestras vidas hace siglos. De hecho, nunca ha dejado de estar presente y lo encontramos tanto en decoración de interiores como en exteriores. Y es que este material es, además de muy decorativo, altamente resistente. 

Y aunque el mimbre nos ha acompañado siempre, en los últimos años ha vuelto a tomar protagonismo y a estar más de moda que nunca. Si tienes muebles de mimbre y quieres darles una segunda vida, en este post te explicamos cómo hacerlo.

Puede ser que tengas por herencia alguna mecedora, cesto, capazo, maceta de mimbre… Si no es así, puedes comprarlo de segunda mano y a buen precio. Si lo renuevas, le aportará a tu hogar estilo y, sobre todo, personalidad. 

Los pasos a seguir para renovar muebles de mimbre son muy sencillos. Te los explicamos a continuación.

Primeros paso: Limpiar el mueble de mimbre

El primer paso para renovar un mueble de mimbre es retirar cualquier resto de polvo. Para ello, usa un cepillo de púas y un poco de tierra abrasiva. Esto te ayudará a retirar todas las partículas ajenas al mueble.

En segundo lugar, tienes que limpiar bien la pieza. Puedes hacerlo con una mezcla de agua y amoniaco. Pasa un paño húmedo con esta fórmula por todo el mueble. Acláralo con agua y déjalo secar.

Reparar el mueble para dejarlo como nuevo

Una vez limpio y seco, si hay alguna rotura o está astillado, es hora de reparar la pieza. Si hay fibras rotas, debes sustituirlas por hebras nuevas, que tendrás que dejar en remojo unos 40 minutos para poder hacer un buen manejo. 

Si la rotura es pequeña o se trata de un simple roce superficial, puedes usar masilla, cola o algún producto reparador que venden en las tiendas de bricolaje.

Último paso: Pintar o barnizar los muebles de mimbre

El último paso del proceso de renovación de muebles de mimbre es pintar o barnizar. 

Puedes pintar con brocha y pintura o con espray. El espray te será más útil para acceder a pequeños rincones. Si antes de pintar le aplicas imprimación, la pintura se adherirá mejor. 

Si optas por pintar el mueble con chalk paint, lo ideal es que apliques siempre imprimación de la misma marca o gama. Además, si el mueble ya tiene barniz, la imprimación es obligatoria, si no lo haces, la pintura no se adherirá bien. 

Una vez seca la imprimación, pinta del color escogido y con la técnica que prefieras. Al final, dale siempre una capa de barniz incoloro, protegerá el mueble y te asegurará un acabado perfecto.

Esta técnica, perfecta para el mimbre, también se puede usar en muebles de ratán o rafia. Los pasos son siempre los mismos con todas estas fibras naturales. Y el resultado, espectacular. 

Y ahora sí, tu mueble de mimbre está listo y sólo te queda buscar a este ‘nuevo’ mueble un rincón de casa perfecto para que luzca y dure muchos años más.

¿Te ha gustado este post? Puedes leer otros post como este en nuestras secciones Decoración y Consejos, donde encontrarás un montón de información útil para tu hogar.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Y RECIBE ESTOS POST EN TU MAIL