Hace poco recibimos una consulta de un cliente sobre qué se puede hacer cuando compartimos una hipoteca con nuestra pareja pero la relación se rompe. En Tecnocasa Responde te explicamos qué es la extinción de condominio y qué otras opciones tenemos.

Extinción de condominio: Comprar la parte del piso de mi ex pareja

Uno de nuestros clientes nos hizo hace poco una consulta que queremos compartir en el blog porque es bastante frecuente entre los propietarios de pisos y pendamos que puede ser de utilidad:

“Compré un piso junto con la que era mi novia a partes iguales, pero hoy la relación ya no existe. He pagado desde el prinicipio la mayoría de las cuotas de una hipoteca a 30 años (en los cuatro últimos meses todas) y quiero quedarme con el piso. ¿Qué opciones tengo?”

En este post de Tecnocasa Responde vamos a ver qué opciones tiene nuestro cliente para solucionar este problema. Hay opciones que implican no tener que llegar a acudir a la vía judicial, con todo el desgaste que eso conlleva.

Vender el piso a un tercero o comprar tu parte

En el caso de que comprases un piso con tu pareja y lo hayáis dejado, una de las opciones que tenéis es vender la vivienda a un tercero.

Esta opción es perfecta si no estáis interesados en que uno compre la parte del otro. Puede que ninguno os queráis quedar con el piso o que, simplemente, no exista la voluntad de una parte de que la otra se quede con la vivienda.

extinción de condominio con hipoteca

En el caso de que sí exista esa voluntad, es decir, que uno compre la mitad de la parte del otro, se puede optar por la disolución o extinción de condominio

La extinción de condominio es la transmisión de la propiedad de un bien de titularidad compartida entre dos personas. Está recogida en el Código Civil en los artículos 400 y 406.

Los dos supuestos (vender el pro indiviso al otro propietario o extinguir el condominio en los casos en los que no fuera posible la división de la finca), tienen el mismo resultado a efectos prácticos.

En ambos casos, la totalidad de la propiedad pasa a ser de un solo titular (pero no la titularidad de la hipoteca).

Extinguir el condominio, ¿cómo se hace?

Extinguir el condominio es sencillo si cuentas con el consentimiento de la que fue tu pareja y del banco para poder adquirir el 100 por cien de la propiedad. 

Para ello deberás realizar ante notario la escritura de extinción del condominio con cambio de titularidad de la hipoteca excluyendo a tu ex pareja. Una vez firmado este acuerdo ante notario, tendrás que llevarlo al Registro de la Propiedad.

En el documento deberá figurar quienes son las partes participantes, cuál es el objeto y derecho de la propiedad de cada una de las partes antes de la extinción, los términos del acuerdo y el precio pactado.

extinción de condominio impuestos

Una buena opción a nivel fiscal

Uno de los beneficios de optar por la extinción de condominio es que el pago de impuestos en este caso es menor que si optas por otras vías. 

En este caso, la tasa que se debe abonar es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, que variará en función de la comunidad autónoma, y los gastos del notario.

Piensa que si vendieras la vivienda de la manera habitual, tendrías que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Además, el vendedor tendría que pagar el IRPF por la ganancia patrimonial obtenida por la venta de la vivienda.

Extinción de condominio con hipoteca

Como decíamos al principio, cuando se hace una extinción de condominio la totalidad de la propiedad pasa a ser de un solo titular, pero no la titularidad de la hipoteca.

Es decir, aunque le vendas tu parte del piso a tu ex pareja, seguirás siendo deudor ante la entidad bancaria con la que tenéis la hipoteca de la vivienda.

gastos extincion de condominio

Para dejar de ser deudor, será necesario llevar a cabo una novación. Esto supone llegar a un acuerdo con la entidad bancaria para modificar el contrato y eliminar a uno de los titulares. 

Para que el banco acepte, la persona que asume la totalidad de la hipoteca deberá tener un buen perfil económico o aportar garantías.

En el caso de nuestro cliente, el hecho de que él haya aportado más dinero para satisfacer las cuotas, en principio sólo genera un derecho de reembolso a su favor y a cargo de la que fue su pareja.

Si el banco no lo acepta, puedes probar a subrogar la hipoteca y llevarla a otra entidad.

Si sigues teniendo dudas sobre las opciones que tienes ante una separación respecto a la propiedad de una vivienda, ponte en contacto con tu oficina Tecnocasa más cercana. Ellos te informarán de todo.

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Y RECIBE ESTOS POST EN TU MAIL