Un jardín vertical puede ser una solución perfecta si te encantan las plantas pero no tienes espacio suficiente en tu vivienda para tener todas las que te gustaría. Hoy en día este tipo de jardines están muy de moda y hay un montón de soluciones originales para instalarlos sin gastar mucho dinero.

Además de ser un elemento decorativo que va a dar a tu casa un toque único, las plantas purifican el aire de tu casa, transmiten tranquilidad y, según las que escojas para tu jardín vertical, pueden servirte como ambientador natural.

En los últimos tiempos el tipo de jardín vertical que más se está viendo en las revistas de diseño y decoración es parecido a este de Portobello Street.

jardin vertical interior
Vía Portobello Street

Se trata de un soporte rectangular con macetitas y un circuito de agua interior que pasa desapercibido cuando crecen las plantas. De esta manera parece que las plantas salen directamente de la pared, creando un efecto muy natural y original.

Esta otra opción, que hemos visto en The Horticult, es todo lo contrario, puesto que da mucho protagonismo a los recipientes de las plantas. Y no son unas macetas cualquiera. Para este proyecto de jardín vertical se han utilizado latas de munición para armas.

jardín vertical con latas
Vía The Horticult

Toda una metáfora de cómo un objeto creado para destruir se puede convertir en un recipiente donde nace la vida. Según explican en la web, estas latas se pueden comprar por Internet y, por los materiales de los que están hechas, son perfectas para plantar semillas.

También puedes inspirarte en este jardín vegetal de Home Made Lovely, en el que se ha construido un marco de madera que sujeta una malla metálica. Sobre esa malla han colocado las macetas con las plantas.

jardin vertical macetas
Vía Home Made Lovely

Una de las ventajas de este jardín vertical es que no necesita estar apoyado en una pared, así que lo puedes poner en un lugar donde necesites crear un espacio de sombra. También lo puedes usar para dar privacidad a tu terraza.

El único inconveniente de este jardín es que no cuenta con un sistema de riego autónomo, por lo que tienes que regar las platas maceta a maceta.

El siguiente ejemplo de jardín vertical es de Carol Botín (hadasycuscus.com) y se trata de un proyecto para un colegio. Lo que hace especial a este jardín es, en primer lugar, que es sostenible, puesto que se utilizaron materiales reciclados en su construcción: botellas, ruedas, palés, garrafas…

jardin vertical sostenible
Vía Carol Botín

Lo segundo que tiene de especial, pero no menos importante, es que en su creación participaron profesores, alumnos y padres. Este jardín es una muestra de cómo puedes implicar a toda la familia en un proyecto así.

Por último, tenemos este ejemplo de jardín vertical de Conciencia Eco, en el que han reciclado un palé para convertirlo en un soporte para las plantas. Esta opción es perfecta si buscas un acabado rústico para tu jardín.

jardin vertical con palets
Vía Conciencia Eco

Si optas por plantar tu jardín en un palé, es mejor que al principio lo dejes colocado en horizontal, y solo cambies su posición a vertical pasadas un par de semanas. Esto servirá para que las plantas se asienten y no se te caigan.

Esperamos que con todas estas ideas tengas claro cómo va a ser tu jardín vertical. Si además quieres aprovecharlo para cultivar tus propias hortalizas, consulta nuestro artículo sobre cómo instalar un huerto urbano en casa.